Decoración dormitorios infantiles

Las casas en las que vivían nuestros abuelos solían ser grandes y llenas de habitaciones. Hoy, los departamentos o pisos son cada vez más chicos, y resulta prácticamente imposible para una familia mudarse cuando los niños crecen y los dormitorios no alcanzan.

Por eso, es bastante común actualmente que los niños deban acostumbrarse a compartir el dormitorio con sus hermanos.

Procura lograr tres áreas bien definidas

Un área de descanso, un área de estudio/juego y un área de almacén. Por más que el ambiente no tenga muchos metros, con un poco de ingenio podrás lograrlo y el dormitorio será mucho más cómodo y funcional.

Opta por las camas litera

Estas camas permiten optimizar mucho más el espacio  porque aprovechan el espacio aéreo  y deja libre un lugar más grande para jugar o estudiar. Podrás encontrar infinitos modelos de camas litera muy modernas y funcionales.

¿Por qué no camas abatibles?

Si no te convencen las camas litera, otra opción viable son las camas abatibles. En el mercado se pueden conseguir muchos modelos de muebles para el dormitorio infantil con camas abatibles e incluso algún espacio de almacenaje o estudio.

Muebles a medida

Una excelente opción para lograr el mejor aprovechamiento del espacio son los muebles a medida. Suelen ser más caros que los muebles ya hechos, pero sin duda lograrás aprovechar los metros de dormitorio de la mejor manera para que los niños se sientan cómodos.

Espacio de almacenaje

Es muy importante que los niños tengan dónde guardar las cosas para que no anden dando vueltas y ocupen espacio de estudio o juego. A más niños, más juguetes… por eso debes agudizar el ingenio para lograr espacio de guardado.

Reemplaza las mesitas de noche por un baúl que servirá para guardar cosas y como asiento, y reemplaza las bibliotecas por estanterías colgantes que dejan el piso libre para jugar.

Los colores en la habitación de los niños

La habitación de los niños suele ser el lugar con más colores de la casa. Normalmente es el lugar más alegre y más original. Sin embargo, según las técnicas del Feng Shui, no todos los colores son apropiados para todas las situaciones y edades.

Los colores no dicen y no expresan nuestra forma de ser, pero pueden influir negativa y positivamente en nuestro estado, a través de las sensaciones que pueden ocasionar. Cada color posee su propia luz, energía, y su propio efecto. Para decorar la habitación de los niños, vale la pena conocer más de cerca el lenguaje y los posibles efectos de los colores sobre nuestro estado, y así alcanzar la deseada armonía.

Colores naturales

Colores como los de madera, habano, crudo, maíz, beige, etc., transmiten tranquilidad y quietud, por lo que pueden ser adecuados para niños muy excitables. Cuando se presentan en exceso y sin otros toques de color pueden resultar aburridos y conspirar contra la creatividad.

 

Leave a Reply