Frigoríficos

Un frigorífico es un aparato electrodoméstico, que funciona generalmente con electricidad y que usa la refrigeración para preservar los alimentos. Fue inventado por Charles Tellier en 1867.

El frigorífico es uno de los electrodomésticos más importantes de la cocina, ya que conserva frescos los alimentos antes de su consumo. Como en todos los productos electrodomésticos, hay diferentes modelos de frigoríficos y características que se amoldan a las necesidades de cada comprador.

TIPOS DE FRIGORÍFICOS

Según la distribución de compartimentos de su interior hay frigoríficos más sencillos como los minibares y table top y los de una sola puerta, en los que el congelador está integrado dentro de la puerta única, por medio de una compuerta. Cada vez que se abre la puerta, la parte congelador sufre pérdidas de energía y el motor ha de trabajar más para mantener la temperatura del congelador.

Están los frigoríficos de 2 puertas en los que el congelador se suele situar en la zona superior y tiene una puerta independiente del refrigerador. Son frigoríficos más evolucionados que los de una puerta.

El frigorífico más habitual hoy en día es el combi, uno en el que los compartimentos dedicados a refrigeración y congelación están dispuestos en vertical.

Entre los frigoríficos combi destacan los no frost. Son frigoríficos con la cualidad de no generar escarcha, y en principio no necesitan esas paradas técnicas trimestrales consistentes en desenchufar, sacar todos los alimentos, descongelar, rascar, y volver a enchufar que tantas veces hemos visto en casa hacer.

Los frigoríficos side by side  son grandes frigoríficos tamaño americano, con una doble estructura de doble puerta.

CARACTERISTICAS DE LOS FRIGORÍFICOS

Frigoríficos combi

El frigorífico más habitual hoy en día es el combi. Los compartimentos dedicados a refrigeración y congelación están dispuestos en vertical.

Conviene tener en cuenta al comprar un frigorífico combi, que sea no frost, su capacidad de almacenamiento global, del frigo y del congelador, sus dimensiones y que deben tener una eficiencia energética A ó A+, que son los que menos consumen.

Frigoríficos de una puerta

Los frigoríficos de una sola puerta suelen ser neveras sin compartimento congelador o con uno muy pequeño incrustado dentro del mismo habitáculo con una puerta interior.

A tener en cuenta. Conviene tener en cuenta al comprar un frigorífico de una puerta que: no suelen tener congelador, no son muy grandes y que aconsejamos comprarlos con una eficiencia energética A, que son los que menos consumen.

Frigoríficos de 2 puertas

Los frigoríficos de 2 puertas son más evolucionados que los de una puerta. Existen los frigoríficos de una sola torre.

Cuentan con 2 puertas, una más grande en la que está el compartimento de refrigeración y otra un poco más pequeña por la que se accede al congelador. En los frigoríficos de 2 puertas, el congelador se suele situar en la zona superior con su puerta, que es independiente de la del refrigerador, a diferencia de los combis, donde el congelador suele estar en la parte inferior.

A tener en cuenta. Conviene tener en cuenta al comprar un frigorífico de 2 puertas: su capacidad de almacenaje, sus dimensiones y que deben tener una eficiencia energética A ó A+, que son los que menos consumen.

Frigoríficos no frost

No frost es el sistema empleado en algunos frigoríficos y congeladores para evitar la generación de escarcha en las paredes interiores del mismo, de manera que se incurre en un pequeño consumo eléctrico adicional para quitar la humedad del aire que entra en el aparato, por condensación.

Esta escarcha puede llegar a formar una capa gruesa que funciona como aislante y disminuye la eficiencia energética con el tiempo.

Según los fabricantes de frigoríficos no frost, aunque requieren de un consumo algo superior para evitar la humedad, su balance energético es beneficioso para el medioambiente y nuestro bolsillo.

Frigoríficos americanos

Los frigoríficos americanos son un tipo de frigorífico más anchos que los convencionales, tienen las dos puertas del mismo tamaño y una parte de una de ellas tiene a su vez una pequeña puerta en la que se encuentra el congelador.

Este tipo de frigoríficos, si se tiene espacio para colocarlos, son muy recomendables para hogares con muchos miembros y que por tanto, se hace una compra mayor.

CONSEJOS DE COMPRA

Antes de adquirir un electrodoméstico básico en todos los hogares como es el frigorífico es preciso tener en cuenta las necesidades de la familia, y el presupuesto con el que se cuenta. Una vez que se han analizado estos 2 aspectos, hay otras cuestiones en las que conviene poner interés:

Tener en cuenta qué ubicación, tendrá en la cocina, no sólo para saber las dimensiones que debe tener, sino también para elegir el color o la panelación.

Ser previsores en cuanto a su uso y frecuencia de utilización. Hay que pensar en el número de personas que lo van a utilizar, si se va a usar a diario o no, si se van a tener gran cantidad de alimentos congelados. No será lo mismo un frigorífico de una casa de veraneo que el de la vivienda habitual.

La capacidad de la nevera se mide en litros. Para una persona puede bastar con frigoríficos de entre 100 y 150 litros, mientras que para tres o cuatro sería preciso uno con capacidad de 350 a 500 litros.

La duración de los productos congelados es otro de los aspectos que se deben considerar. No es igual congelar para 2 días que para varios meses. La medida de la congelación viene dada por las estrellas del congelador:

1 estrella: -6ºC de mínima temperatura, por lo que serán congeladores par mantener unas horas los alimentos.

2 estrellas: -12ºC de temperatura mínima. Los alimentos se pueden congelar hasta unos 3 días.

3 estrellas: -18ºC de mínima temperatura. Los alimentos duran meses congelados.

4 estrellas: La congelación es más rápida y permite congelar mayor cantidad de alimentos.

CONSUMO ENERGÉTICO

Los frigoríficos comercializados en España están obligados a informar de su eficiencia energética a través de la etiqueta energética. No en vano, son probablemente el electrodoméstico que más electricidad consume en nuestro hogar.

CONSEJOS PARA MÁXIMO RENDIMIENTO

Elija un aparato eficiente: Los frigoríficos con una clase energética A, A+ o A++ consumen menos electricidad.

La instalación del aparato puede ser determinante para su consumo y eficacia: Los frigoríficos deben colocarse lejos de las fuentes de calor, y con espacio suficiente alrededor, deforma que no se obstruya su sistema de ventilación.

Frigorífico y congelador tienen temperaturas diferentes. Contar con 2 termostatos y termómetros es más recomendables: Los frigoríficos combi suelen estar así equipados, aunque no sucede igual con los de 2 puertas. En cualquier caso, conviene regular bien la temperatura, más frío del necesario no mejorará los resultados y gastará más energía.

Los frigoríficos con tecnología No Frost consiguen evita la formación de escarcha y la engorrosa tarea de la descongelación manual.

Mantenga limpio y ordenado el frigorífico: consumirá menos.

Evite introducir alimentos calientes.

Cuando descongele los alimentos, colóquelos en la parte del frigorífico.

Leave a Reply