Habitación de bebé niño minimalista y ecléctica

Un cuarto de bebé espacioso y con un toque minimalista que hace destacar cada objeto seleccionado minuciosamente. Descansa en una acertada combinación de elementos que da paso a un estilo ecléctico. Y aunque la va a disfrutar un niño, realmente podemos decir que este estilo también serviría para chica. Muebles de madera natural y otros enseres con un toque algo más retro.

Una preciosa habitación infantil que enamora por su sencillez y por los pequeños rincones creados dentro de un mismo ambiente.

Cuna básica de madera natural

La cuna de madera clara es la gran protagonista de un cuarto de bebé tan natural. El pequeño disfrutará de un agradable descanso en un mueble básico y confortable. Unos pocos complementos sirven de decoración para este rinconcito único. Algunos peluches sobre el colchón, una cesta de mimbre, un peludo puf y una guirnalda con mensaje en la pared son todo el acompañamiento.

Preciosa doble estantería de madera

Creado de forma básica pero con mucho mimo.

Poquitos complementos para dar encanto y personalidad al cuarto. Adornos de mimbre, libros y figuritas artesanas de madera que combinan estupendamente con los detalles florales y de cristal. Una pequeña oda a la infancia realizada en un par de estanterías.

Confortable rincón de la lactancia

Un espacio súper relajante que se une a la sobriedad general de esta decoración tan minimalista. Nada sobra y nada falta en un dormitorio que además recibe muchísima luz natural a través de su amplia ventana.

Leave a Reply