Rincón de lectura en el dormitorio infantil

Es posible leer en cualquier lado: En la cama, en un sillón, en el autobús, en la playa… Sin embargo, siempre es bueno que la casa cuente con espacios confortables y específicos para el desarrollo de esta actividad tan saludable.

Necesitamos que se trate de un espacio cómodo y tranquilo. Por sus características, lo mejor es optar por una esquina de la habitación, que esté fuera del paso y que nos permita disponer de ciertos elementos sin alterar la funcionalidad del resto del cuarto.

El rincón de lectura tiene que contar con buena iluminación. Si está ubicado cerca de una ventana con vista al exterior, mucho mejor, así recibe los rayos del sol. En caso que esto sea imposible, una lámpara flexo es una buena alternativa, ya que permite dirigir la luz justo al libro.

El niño puede sentarse en un sillón o un puff para leer sus cuentos. La lámpara debe ubicarse cerca, en una mesita con cajón así puede guardar el libro que está leyendo. Otra opción es incluir una lámpara de pie. Un taburete o reposapiés es otro accesorio que puede resultar muy útil en este espacio.

Cerca del rincón de lectura, es conveniente instalar una estantería colgante que sirva como biblioteca. Así el pequeño tendrá todos sus libros a su disposición y podrá escoger aquel que desee disfrutar en su habitación.

No dudes en incluir un rincón de lectura en el dormitorio infantil: Tu hijo no sólo lo disfrutará, sino que también lo sabrá agradecer cuando crezca.

 

 

Leave a Reply